Ola de calor mortal en la peregrinación a La Meca: Más de 550 muertos

Redacción

La reciente peregrinación a La Meca, conocida como hach, que se llevó a cabo del 14 al 19 de junio, se ha visto marcada por una tragedia de origen climático.

Durante estos cinco días, las temperaturas alcanzaron niveles únicos, oscilando entre los 48 y 52 grados Celsius, y se consideran las principales responsables de la muerte de al menos 550 peregrinos. Se prevé que esta cifra aumente a medida que se recopilen más datos.

La Meca, situada en el valle desértico del oeste de Arabia Saudita, es conocida por sus altas temperaturas. Sin embargo, este año las condiciones climáticas superaron los récords históricos.

El Centro Nacional de Meteorología saudí informó que las temperaturas alcanzaron su pico máximo de 52 grados durante las horas más calurosas.

El intenso calor resultó fatal para muchos de los participantes en la ya de por sí extenuante peregrinación. La mayoría de las víctimas eran peregrinos provenientes de Egipto.

Aunque casi todas las muertes fueron atribuidas al calor extremo, una persona falleció a causa de heridas sufridas durante una estampida humana.

Las cifras actuales de fallecidos, basadas en los cuerpos llevados a la morgue de Al Muaisem, la más grande de La Meca, son preliminares.

Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto informó que aún hay varias personas desaparecidas, y las autoridades saudíes han señalado que más de dos mil peregrinos han requerido atención médica debido al estrés por el calor.

El hach es uno de los cinco pilares del islam, y según los preceptos de la religión, todo musulmán que tenga los medios debe realizarlo al menos una vez en su vida.

Este año, se estima que 1.8 millones de musulmanes participaron en la peregrinación, de los cuales 1.6 millones eran extranjeros.

El calor extremo no solo dificultó el viaje a La Meca, sino que también complicó la realización de los rituales del hach. Un estudio saudí, citado por The Guardian, indica que cada década la temperatura en la región donde se realizan estos rituales aumenta en 0.4 grados.

Muchas de las muertes ocurrieron durante los rituales, particularmente en las prolongadas oraciones en el Monte Arafat.

Consciente de la previsión de altas temperaturas, las autoridades de Arabia Saudita habían aconsejado a los peregrinos tomar precauciones como usar paraguas, hidratarse adecuadamente y evitar la exposición al sol durante las horas pico de calor.

A pesar de estas advertencias, la magnitud de la ola de calor superó las medidas preventivas, resultando en una tragedia climática única para los peregrinos de La Meca que solo querían ejercer su fe.

Previous post Miley Cyrus explica qué fue lo que sucedió en el Corona Capital 2022 de la CDMX
Next post Pide COMETUR realizar operativos para evitar «camarena» en Carnaval
Close